La lección de Robin Williams
26 marzo, 2020
Desarrollar su carrera en medio de la cuarentena
9 abril, 2020

Pandemia: El Comité de Soluciones

por Alejandro Muratorio (*)

 

Este momento de crisis que estamos viviendo a nivel mundial me hizo recordar que varias empresas, sobre todo multinacionales, tienen previstos Planes de Emergencia para saber cómo resolver los mismos ante su ocurrencia. Pero por lo general dichos Planes apuntaban a frentes tal vez predecibles, como informáticos (un virus que afecta las redes) políticos (un paro generalizado) o climáticos (tormentas o huracanes).

La Pandemia en la que actualmente están inmersa nuestra sociedad, y por ende nuestros negocios, podría catalogarse como imprevisible. Y es entonces importante considerar la creación de un Comité de Soluciones para que tomemos acciones efectivas que mitiguen un cambio tan brusco de reglas de juego como el que se da en la presente situación. Esta idea de crear un Comité de Soluciones es, a mi entender, uno de los pilares que debe poseer hoy toda empresa, sin importar si es grande o pequeña, local o multinacional.

La conformación de este Comité debería incluir al Líder Natural de la misma (alguno de sus dueños, el Presidente, o CEO) y algunos miembros de su más absoluta confianza (directores, o gerentes o incluso asesores externos).

El foco de las decisiones del Comité deberá estar concentrado en brindar “oxigeno” a la organización, tomando decisiones lo más rápido posible para “ganar tiempo al tiempo”, en aspectos Administrativos y Financieros, de Producción, de Stocks, de Ventas, de manejo de Recursos Humanos y de Comunicación con todos los interlocutores.

 

Una de las más importantes premisas para este comité es poseer información para la toma de decisiones lo más precisa posible en todos los rubros antes mencionados.

Es importante que cada toda acción no sea ejecutada sin que el comité lo apruebe, logrando con esto aumentar su agilidad y disminuir su burocracia.

 

A modo de ejemplo, el Comité de Soluciones debería considerar los siguientes puntos:

  • Contar con información financiera actualizada para saber el estado real de los fondos de la Organización.
  • Considerar el ejercicio de Planificación del Flujo de Fondos semana a semana como fundamental
  • Elaborar un plan de pagos a proveedores, renegociando medios de pagos y contratos pre-existentes de ser necesario
  • Analizar con qué proveedores y clientes tenemos lazos más fuertes.
  • Estar atentos a novedades que pudieran brindar oportunidades de diferimiento de pagos en función a decisiones de los gobiernos (servicios públicos, impuestos, etc).
  • Elaborar una política comercial sustentable, que implique decidir a quién se debe vender en el futuro cercano frente a posibles casos de incobrabilidad.
  • Hacer foco en el progreso de las cobranzas de ventas ya efectuadas.
  • Tener una escala de prioridades sobre qué productos comercializar en casos de desabastecimientos de materias primas, asegurándose de contar con un confiable registro de stocks
  • Elaborar un plan de recursos humanos, informando y comunicando a los empleados sobre la situación en la empresa, como conducirse en lo vinculado con higiene y profilaxis.

 

La buena noticia es que la actual crisis seguramente nos invite a ser mucho más creativos, a subsanar errores lo antes posible, a evaluar liderazgos y a descubrir lealtades que antes no imaginábamos de parte de muchos con los que interactuamos (sindicatos, empleados, jefes, proveedores, clientes, funcionarios).

 

(*) Consultor Asociado de MAPLE LEAF Human Resources and Management en Argentina

Si quisiera más información sobre el tema puede enviarle un mensaje a

alejandro.muratorio@maplehr.com

www.maplehr.com  //   www.facebook.com/mapleleafhrm

ENVIAR CV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *