Errores imperdonables en un curriculum, según el Senior VP de Recursos Humanos de Google.
18 junio, 2018
Gerente de Recursos Humanos
26 agosto, 2018

Cuatro razones por las cuales personas inteligentes no obtienen el trabajo

Seamos sinceros en una respuesta que sorprende: las personas más brillantes no siempre son los más exitosos. A veces tener demasiada inteligencia en realidad puede ser un inconveniente a los ojos de los demás, y esto puede llevar a los candidatos brillantes de ser sus peores rivales en el mercado laboral.

 

Seamos sinceros en una respuesta que sorprende: las personas más brillantes no siempre son los más exitosos. A veces tener demasiada inteligencia en realidad puede ser un inconveniente a los ojos de los demás, y esto puede llevar a los candidatos brillantes de ser sus peores rivales en el mercado laboral.

 

Los problemas mas comunes que la gente muy intelignete puede encontrar en la búsqueda de trabajo generalmente son los siguientes:

 

1. Estar sobre-calificado. En un mercado laboral deprimido. varios puestos de nivel superior pueden ser más difíciles de conseguir por la gran competencia. Sin embargo, los empleadores pueden sentir que contratar candidatos demasiado cualificadas para los puestos de trabajo que están disponibles, puede llevar a que se aburran en el mismo y procurar obtener otro a su criterio más desafiante tan pronto como pueden obtenerlo.

 

2. Asustar con el perfil. Con una formación profesional impresionante, los empleadores pueden creer que el aplicante para la posición puede ser un lujo por demás innecesario para una posición, sin siquiera considerar si se halla o no interesado con la posición.

 

3. Competencia con el superior.  Algunos directores  temen de aquellos que estiman puede eclipar su trabajo. Pueden temer ser adelantado a la cadena de mando por su brillante estrella recién contratado, o pueden simplemente pensar que la gestión de alguien más inteligente que ellos podría ser un reto y llame a su liderazgo en tela de juicio.

 

Sin embargo, no siempre la responsabilidad se halla de parte del potencial empleador.

 

Las personas que son muy inteligentes e instruidas en algunas áreas a menudo resultan tener puntos ciegos en otros que puedan surgir con mayor facilidad al resto de nosotros. Estos puntos ciegos pueden ser vinculados con la flexibilidad, adaptarse a reglas no académicas o, simplemente, hacer un trabajo grupal en forma cotidiana.

 

Algunas formas en que la gente puede ser demasiado inteligente para su propio bien, cuando se trata de obtener un puesto de trabajo:

 

1. Negarse a participar en el proceso. La gente inteligente a veces no quieren participar en una búsqueda por un prejuicio intelectual de considerar que el trabajo será por debajo de su capacidad y experiencia, o que pueden sacrificar su para ellos importante trayectoria con un trabajo inferior a lo que precisan.

 

2. Proveer demasiada información y confundir al entrevistador. Una persona justificadamente  puede estar orgullosa de sus logros y la educación; el inconveniente es cuando sobrecarga un curriculum vitae con muchos detalles que no son realmente relevantes para los empleadores y confunde la lectura del selector, siendo peor si éste no es una persona experimentada.. No es la falta de honradez de dejar las cosas fuera de su hoja de vida: es la edición del mismo. Recuerde que debe centrarse en los retos y necesidades del trabajo y de la organización que está solicitando a, y una lista de sus habilidades y logros relevantes para mostrar cómo se puede ser un activo.

 

3 Exhibir una pose de superioridad intelectual. El candidato que se halla dotado intelectualmente, puede molestarle que el selector le explique temas de la posición que aplica que ya conoce o no están interesados ​​en aspectos que pueden considerar superficiales para la descripción de la posición. . Sin embargo, en el entorno empresarial, y especialmente en las entrevistas de trabajo, los buenos modales y la sociabilidad son esenciales. Así que actuar desinteresado en lo que otros tienen que decir o parecer arrogante acerca de su intelecto superior le conseguirá rechazado rápidamente.

 

4. Centrarse en trabajar solo. La persona que cree que es más importante enseñar que aprender del resto del grupo de iguales o incluso con superiores, generalmente causa una sensación de desagrado y dificultades para integrarse. Muchas veces, por más que la persona quiere ocultar esta situación, un selector o entrevistador puede avizorar esas actitudes y poner “banderas rojas” en admitir a esta persona como parte del staff laboral de la Empresa que representa.

 

Las personas inteligentes pueden mitigar los riesgos para sus carreras mediante el uso de sus grandes cerebros para trabajar en sus habilidades de inteligencia emocional e interpersonales, así como su experiencia en el tema.
Debe entender que un gran intelecto no siempre es fundamentqal para conseguir un trabajo sino aspectos vinculados con la humildad, el deseo de aprender  y, fundamentalmente, que todo trabajo se hace como consecuencia de un trabajo de equipo donde nadie sobresale por sus capacidad universitarias, sino por sus capacidades de trabajo grupal.

 

ENVIAR CV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *